Alumnos suizos van a conocer la escuela del desierto de Ouadnagim

En la fotos, la escuela del desierto del Ouladnagim. Foto © V. Krebs
En la fotos, la escuela del desierto del Ouladnagim. Foto © V. Krebs
Viola Krebs & Christine Clerc, Spanish translation Tahona Santana Naranjo
02 Enero 2007

"Decidí formar parte del Grupo UNESCO porque quería participar en una asociación de voluntariado donde tuviera realmente la impresión de estar ayudando a alguien, de saber por qué y de estar haciendo lo posible para conseguirlo. En este grupo, cada uno/a puede expresar sus deseos y sus impresiones para desarrollar una idea que es común a todas: construir la escuela, 'oasis del desierto'."  Lucie von der Weid, 17 años, Suiza

Ouladnagim es una comunidad Tuareg de 1.500 personas que vive en el Sahel más allá de Tombuctú. Desde 2003, ICVoluntarios acompaña a la tribu en el marco de las actividades que llevan a cabo dentro del Programa CiberVoluntarios. Así es como se creó el sitio www.shindouk.org.

El pozo y la nueva escuela del desierto se encuentran a 120 kilómetros de Tombuctú. Hasta hoy, los niños del desierto no estaban escolarizados y, por lo tanto, eran analfabetos.

Pero tenemos una buena noticia: la Escuela del desierto abrirá sus puertas por primera vez a los alumnos el 15 de octubre de 2006. Un profesor jubilado del colegio de Tombuctú que habla tamasheq y conoce las costumbres locales, ha decidido impartir clases en el desierto. Se instalará en el campamento y allí la comunidad pone a su disposición una tienda de campaña y comida. Gracias a la generosidad de Mirjam, una voluntaria que impartió clases este verano en Ouladnagim, la comunidad podrá incluso pagarle un pequeño salario de 40.000 CFA al mes.

Shindouk, el jefe tradicional de la comunidad, también consiguió lápices y cuadernos, obsequio de un amigo de Ghana, y una pizarra. Con los medios que tiene, el profesor va a enseñar a los niños las bases de la lectura y escritura y de los cálculos elementales.

Como la comunidad cuenta con 50 a 60 niños con edades comprendidas entre los 5 y los 15 años, los esfuerzos se orientan en base a garantizarles - a todos, dentro de la medida de lo posible - una educación básica de calidad. La comunidad ha puesto en marcha los trámites para obtener el reconocimiento de la Educación Nacional, lo que garantizaría la asignación de un maestro de escuela y el pago de su salario, pero nada es seguro aún...

Los alumnos del Grupo UNESCO de las escuelas de secundaria Candolle y Calvin de Ginebra preparan diferentes acciones para recoger fondos para la Escuela del desierto de Ouladnagim.

El papel de ICVoluntarios: Una parte del trabajo de ICVoluntarios está relacionada con actividades de información y sensibilización para ayudar a la comunidad a encontrar nuevos colaboradores.

En el marco de su Programa CiberVoluntarios, ICVoluntarios se encarga del contacto entre los alumnos de Malí y los de Suiza.

©1998-2021 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|